Durante Black Friday season , envíos se realizaran de 2 a 3 días.

El poder de la Autenticidad con Yael Bern

octubre 15, 2021

Hola, soy Kari Petrovich y esto es Valienta: un espacio para que creemos juntas nuestra versión más poderosa. En el episodio de hoy, tengo una invitada demasiado especial para hablar de uno de los temas que a mi, no digo que uno de mis favoritos, pero si que me encanta porque siento que me ha tocado mucho de cerca vivirlo y es sobre la autenticidad; el poder de la autenticidad.

Mi invitada especial de hoy es nada más y nada menos que el glow del flow; mi socia, mi partner in life, mi compañera de aventuras que justamente esta mañana chateábamos y decíamos de verdad que yo me siento agradecida de tenerla en mi vida. Además de todo eso, ella es meta coach, coach de empoderamiento a través de la marca personal, es bailarina, es glow and glow and glow and shine everywhere y para mí, definitivamente, es una de esas personas que cuando hablo de autenticidad, ella es.Y ella es nada más ni nada menos que Yaerl Bern.

Yael: Encantada de estar aquí.

Karina: Bienvenida a Valienta, Yael. De verdad es un honor por supuesto para mí tenerte aquí y bueno, esta conversación que hemos tenido en otras ocasiones pero definitivamente compartirla con otras personas. Así que estoy feliz de que estés aquí.

Yael: Gracias a ti y a todas las que nos escuchan, a todas las valientas que nos escuchan de verdad quédense hasta el final, esto se va a poner poderosísimo. Kari está haciendo esto con muchísimo amor y con muchísima intención para despertar a todas esas valientas en el mundo. Y bueno, este podcast que nació de una situación tan especial, se está convirtiendo en una herramienta muy poderosa para todas las valientas alrededor del mundo que quieren fluir poderosas.

Karina: Y bueno, Yael, vamos a empezar con una pregunta sencilla: ¿qué es autenticidad para ti?

Yael: Tú sabes que hoy hice una tarea. Mientras hacía con Yoel la escuela en casa, me puse hacer un poco de research porque creo que el significado de autenticidad para mí después de cinco años de haber trabajado en una marca personal y predicar que la autenticidad es el sello de una marca personal, estaba haciendo un research hoy. Y creo que le cambió el significado, porque después de cinco años se ha tornado para mí mucho más especial que antes y decía que la autenticidad es un estado del ser real. Y la verdad es que buscaba en Google y eso no aparecía tal cual así que vamos a empezar a escribirlo para que empiece a subir.

Karina: ¿a qué te refieres con ser real?

Yael: Vamos para allá.

Karina: eso, yo creo que los matices que tiene, por eso quise empezar con esa pregunta porque creo que tenemos muchos matices y tal vez las personas lo interpretan de manera distinta. Incluso un coach lo puede interpretar de manera distinta y me encanta eso. Pero, ¿qué defines tú como ese ser real?

Yael: Es lindo que de hecho cada uno va a interpretar esto desde su propio matiz porque somos seres distintos y cada uno tiene significados distintos de las cosas. Pero para mí, el estado de ser real (y estoy mirando hacia abajo viendo mis apuntes), el ser real aquello que no sigue a más nada ni a más nadie, ni se copia ni se esconde detrás de nada ni de nadie sino que permite que ese ser real, aquello que realmente es la persona despierte y esté por encima, por el frente de cualquier otra cosa.

Entonces, es conectar de una manera tan especial, única, honrar tanto lo que eres que te vuelves un ser real y autentico porque estás simplemente honrando quien eres y sabes lo que eres, eres todo lo que necesitas. Esa es una de las enseñanzas que estos cinco años me han traído. Honrar quien eres. Porque muchas de las personas con las que trabajo  marca personal llegan con es situación, con ese problema o con ese vacío.

Sienten que algo les falta. Sienten que algo no está conectado. Se sienten desconectados de algo. Y al final del proceso, nos damos cuenta que están desconectados de su ser real.

Karina: Eso es lo que me pasó  a mí.

Yael: Exacto. Estamos todo el día tratando de conectarnos con algo más o alguien más, con la forma de otros, con la forma de otras, con los estilos de otros, con los éxitos de otros o patrones de otros que nos desconectamos del nuestro. La gente llega y me dice: “Yael, es que me siento como perdida o como que algo me falta.” Y cuando hacemos el proceso, nos damos cuenta de que ese algo es la propia identidad. Ese ser real.

Y terminan el proceso algunos encontrándose y encontrando esa esencia y viéndose en el espejo de autenticidad. Y te voy a  ser sincera, algunos otros no. Está bien. Mi trabajo en el camino de la gente no siempre es terminarlo sino es, a veces ser un pedacito de ese camino. Pero para las personas que siempre buscan el tema de sentirse completos, de sentirse que tienen un propósito, de sentirse conectados a ese significado que le trae la vida, la autenticidad viene a ser el estado de ese ser real.

Yo escribía hoy que en ese estado de autenticidad no hay vergüenza, no hay  culpa, no hay juicios. Es un estado tan puro porque es tu estado real. Es tan lindo esto, de verdad que es tan lindo. Pero eso han sido 5 años de trabajarla y experimentarla. Creo que a ti también te pasó, que quizás llegabas con esa falta de algo o ese desconecte de tu ser. Pero no es solo hasta cuando empiezas a experimentar esa conexión, es que empiezas a sentir que algo de lo que haces y que tu comportamiento es autentico, se vuelve más real.

Karina: Yo creo que, si algo dijiste ahorita que me hizo mucho sentido es el tema de que, osea una persona que siente ese “me falta algo”, ese me “falta, no sé, algún clic”, estamos hablando de esa desconexión que fue justamente lo que me pasó a mí. Uno siente cuando está esa desconexión y eso era lo que me pasaba a mi y una de las cosas por las que también llegue a esta amistad y trabajar juntas. Era porque yo sentía eso, yo sentía que no sabía quién era, no sabía esa parte más real mía, no estaba conectada con esa parte más real.

Yael: ¿tenías miedo?

Karina: no, a mi lo que me daba era, es que no sabía donde buscar. Porque yo cuando escucho: “tienes que ser auténtica, tienes que ser real.” Pero ya va, eso es un proceso. Es un proceso que tal vez para muchas personas es sencillo, es fácil pero para muchas, como es mi caso que me costó años conectar y que siento que soy un work in progress todavía.

Para mí, si me preguntas a mí, ¿Qué es autenticidad? Me vienen dos palabras: conocerme y aceptarme.  Porque creo que esa desconexión que existe o eso que estamos hablando que me falta algo es porque no me conozco. No me conozco desde mi ser más real porque a lo mejor me conozco de lo que me dijeron cuando era más chiquita, lo que me dijeron en el trabajo, lo que me dijeron en la universidad y como que estoy oculta.

Al final, para mí, lo hablo desde mi experiencia, estaba oculta en todas esas cosas que ninguna de esas cosas era mi ser más real. Entonces el proceso, mi camino a la autenticidad fue netamente un camino de autoconocimiento. De saber quién soy, de descubrirme, ¿qué es lo que me gusta?, ¿qué es lo que no?, ¿cuál es mi voz? ¿cómo lo quiero decir? Porque no solamente es escuchar mi voz sino esa voz que quiero en el mundo yo quiero que sea kind, que sea alegre, que sea buena, que sea inspiradora y eso es para mí, netamente un proceso de autodescubrimiento.

Y una vez que está ese autodescubrimiento, es la aceptación. Porque si te descubres y tu dices: “bueno, si, ¿sabes qué? yo soy medio amargadona o medio mandona” y eso en conceptos de la sociedad es  “malo”, “ay no es que eso no me gusta” no, ya va, esa es mi voz, yo soy así, a veces voy a encontrar partes de mi, de mi ser más real que a lo mejor no me van a gustar pero es parte de my package, del paquete completo de mi ser más real.

Yael: pero aún así cuando esas cosas nos hacen ruido, allí hay todavía trabajo de inyección de amor y de luz, por decirlo de alguna manera. Y sí, casualmente yo lo llamo autodescubrimiento porque nos hemos escondido o nos hemos apagado. De alguna manera, hemos dejado que el mundo con su ruido, con las voces de otro, o con las mismas voces del mundo nos convenza de algunas cosas que de repente no nos hacen clic pero a veces no sabemos como salir de allí. Porque decimos: “es que hay una voz dentro de mi que me dice lo contrario pero no sé como conectarme con aquello que si me hace clic.”

Entonces, es ese proceso de autodescubrimiento porque es como redescubrirte que no es más nada que volver a ti, que no es más nada que volver a ser y es darte ese espacio y decir, y por eso es que es tan profundo, porque es darte ese espacio, ese tiempo, esa calma, esa paciencia, ese amor de decirte: “quiero volver a mí. Por este camino que estoy yendo me hace ruido”, porque uno lo siente.

Uno siente cuando las cosas le hacen ruido. Porque cuando uno lo compara con los prototipos y estereotipos del mundo, aún así te sientes que haces ruido, hay que seguir trabajando. Por eso, como tú dices, es un proceso y por eso es que estamos en constante evolución. Una de las evidencias para mí cuando la gente realmente está conectando y está siendo fiel a sí misma.   

Karina: Esa era una de las preguntas que te iba  a hacer ¿cuáles son la señales cuando sabes que estás conectado, que eres auténtica o al contrario? ¿cómo se yo cuando no estoy conectada a la real me?

Yael: hay tantas que yo te puedo mencionar de mi propia experiencia pero para cada uno es distinto y no me gusta mencionar como ninguna en específico porque creo que todo el mundo vive experiencias diferentes y que hay que respetar eso. Pero una de las evidencias que a mí me ha tocado ver en más de las 300 personas que he ayudado, es que empiezan a no darle tanta importancia a la opinión de otros.

Empiezan como a soltar esa apariencia. Empiezan como que a soltar esa máscara. Empiezan a soltar eso que querían que otras personas vieran pero que estaba rodeado de miedo. Y empiezan a dar cuenta de que, cónchale, yo puedo decir lo que siento y no me siento mal. Yo puedo hacer estas cosas que quiero hacer y no siento que me juzgan. Yo puedo compartir esta cosa desde lo que pienso y siento que me da igual si me critican o no.

Karina: las estoy haciendo desde lo que yo quiero aportar, y menos desde lo que los demás pensarían…

Yael: Esperarían. Pero todo se basa en una máscara que nos colocamos es por miedo porque en algún lugar del pasado y eso que yo no hago coaching; osea yo hago coaching porque yo quiero ver al futuro, no volver al pasado. Pero en esta etapa del autodescubrimiento sí me permito y le permito a la persona que nos veamos un poquito en el pasado porque hay muchas cosas que traemos de atrás.

Y esas cargas van haciendo esta más cara que nos protegen de alguna manera de ser quienes somos, porque en algún momento hubo un dolor, hubo un dolor y lo hicimos y fue como que fiuuuuu, nos metimos dentro de esta burbuja y quisimos ser alguien que no éramos realmente porque estamos como que protegiéndonos. El miedo lo que está haciendo es proteger la herida pero al proteger la herida también la tapa. Tapa todo lo que está allí. Tapa todo tu ser, tapa toda tu esencia. Por eso es que te digo que es para valientas.

Karina: la autenticidad definitivamente es un acto de valentía totalmente.

Yael: y de amor. A mi me gusta mucho agregarle el elemento del amor. Porque al final, cuando decides rescatar y conectarte con ese ser que es tuyo tan real y ser fiel a ti misma, ser fiel a tus instintos, ser fiel a tus valores, ser fiel a tus principios. Que muchos dicen que son personas íntegras, no, esto va mucho más allá de eso. Estás llenando de amor tu copa. Amor a ti mismo primero para poder llenar después. No nos olvidemos que uno primero se llena para poder dar después hacia fuera.

El hecho es que la evidencia, entre otras cosas, no sé como tú la sentiste, pero no para, es una cosa que no para. No es que ya soy auténtica y paré. No, no, no, no, todos los días mientras más te permitas regresar a ti y darle vida a ese ser rea, te das cuentas que no necesitas preguntarle a nadie que opina.

Karina: o a ciertas personas ¿sabes? No es que vas a dejar de hacer porque yo creo que también hay una línea muy fina que tu digas: “bueno, ¿sabes qué, Yael? ¿Qué te parece esto?

Yael: ah, no claro, tu vas a preguntar para compartir pero no para buscar la aprobación.

Karina: exactamente. Desde tal vez buscar una mirada distinta. Desde eso y no desde que lo voy a dejar de hacer por lo que puedan decir otras personas o contenerme, o mimetizarme o tratar de encajar en algo que no está dentro de mis valores o dentro de mi forma de pensar. Pero obviamente para poder hacer eso necesito saber ¿qué es eso?, ¿qué es lo que me importa?, ¿cuáles son esos valores?, ¿qué es lo que me gusta?, ¿qué es lo que quiero? y ¿qué es lo que no quiero?

Para mí, otra señal de esa autenticidad y lo digo desde mi experiencia es esa necesidad constante de comparar. De comparar todo lo que haces no solamente estamos hablando en términos laborales ni de emprendimiento ni de marca sino también a nivel personal. Esa necesidad de constantemente buscar afuera, para mí, es una señal de que no estás conectada con ese ser más real.

Y como decíamos antes, cuando tú sabes lo que tienes y sabes lo que eres, esa necesidad, ese impulso porque a veces es un impulso, de compararte disminuye significativamente cuando eres autentica y eres fiel a eso real que tú eres.

Yael: y eso que acabaste de decir, el tema de la búsqueda. Como dijimos al principio, cuando uno está un poquito desconectado de ese ser que es uno, uno está como que buscando, está en una búsqueda y cuando empiezas a encontrarte a ti misma, empieza a bajar la necesidad de buscar afuera y empieza una búsqueda interna que nunca va a parar.

Y es un camino tan hermoso cuando dejas de buscar afuera lo que encontraste adentro. Es un camino demasiado hermoso e interminable porque la fuente de quienes somos es interminable. De repente el mundo nos ha querido vender la idea de que hay límites. Y no hay límites de absolutamente nada.

Karina: pero ves límites por todos lados. ¿Cómo tenemos que hacer?

Yael: entonces, cuando tú por ejemplo, lees por ahí que dice: “has esto y serás feliz” ahí te estás poniendo un límite. “has lo otro en dos, tres pasos” ah, un límite más. Entonces, todo está en lo exterior. Pero cuando uno va a encontrando su verdadero ser y va siendo fiel a sí mismo, esa búsqueda externa acaba. Y esa es una de las grandes evidencias. Pero comienza la mejor de las búsquedas que es la interna y ahí es donde lo encuentras todo porque es tu recurso más poderoso. Tú mismo eres tu recurso más poderoso.

Así que volver a uno, para cuando hablamos de las marcas personales, en estos cinco años me he dado cuenta que lo más poderoso es esta primera fase. Lo que viene después ya es como el greedy. Ya yo se quien soy. Ya yo reconozco quien soy. Ya yo me valoro por quien soy incondicionalmente, sin condición alguna. Ya yo sé cuáles son mis valores, a qué yo le doy valor y cuál es mi valor. Lo reconozco por mí no por lo que los demás puedan o no puedan decir, no tiene influencia sobre mí.

Y empieza esta búsqueda, ok, por eso te decía que cuando aves quien eres no necesitas más nada. Más nada porque todo va a empezar a encajar tal cual porque lo estás haciendo desde tu ser. Tu camino, lo que escribes, lo que hablas, todo, lo que vistes, todo, todo, todo lleva tu esencia y tu esencia no se equivoca.

Karina: y obviamente tus acciones, lo que haces. El propósito por supuesto que está alineado con eso porque cuando tú conectas con esa parte tuya más poderosa, más auténtica y real, vas a actuar de acuerdo a eso. Entonces, como que van a aparecer un montón de cosas que estaban como tapadas y que no estaban, porque simplemente no las podías ver porque no estabas conectada.

Yael: había un bloqueo y hay un bloqueo y ese es un bloqueo, osea para mí, en el journey, en el camino que estoy recorriendo como coach de marca personal, el journey de muchos acaba conmigo y empieza de una. Por eso, me encanta, me encanta esto que hago porque llegan con este desconecte, hacemos la conexión y ellos siguen.

Por eso se llama Muchos Idealistas Para Brillar. Llegan con esta necesidad de encontrar esa luz, se conectan a su luz que es la fuente de poder más impresionante, el poder más creativo y creador que hay y después con esa luz, empiezan a crear su nuevo camino y así nos vamos, pum, pum, pum, pum.

Karina: exactamente. Una cadena completa de…

Yael: de estrellas y luz.

Karina: ¿qué otra señal dirías tú?

Yael: te dije varias. Empiezas a darle menos importancia a lo que opinan los demás. Empiezas a darle mucho menos importancia a las críticas que ese es uno de los bloqueos también más poderosos que hay a la hora de…

Karina: eso me encanta de ti siempre. Todos esos posts, esos escritos que hablan de la crítica. Cuál es la que dice que si haces algo bueno, te van a criticar; el fact o el hecho es inevitable.

Yael: Kari eso es una evidencia y fue la esencia de mi Tik Tok el año pasado que si te están criticando es evidencia de que estás avanzando, de que estás conectando contigo, de que estás haciendo algo realmente que viene desde tu ser. Y lastimosamente, ahí es donde está la gran prueba porque no muchos quieren el rechazo y la crítica. Pero los que puedan atravesar ese momento, van a  encontrar este mundo nuevo de posibilidades donde realmente está todo para lo que estaban destinados.

Entonces, para mí la crítica se convierte como en esa otra evidencia de: ¿me están criticando? Bueno, estás haciendo bulla, estás brillando, estás haciendo justo lo que tienes que hacer porque estás moviendo el piso, estás vibrando, estás haciendo lo que tienes que hacer y ojo; mucha gente dice: “es que lo estoy haciendo para que los otros vean lo que estoy haciendo” no, esa no es la intención correcta para hacer las cosas.

Cuando tú estas encontrando tu autenticidad y estas conectando con tu autenticidad, tú ya no lo haces para otros, para que otros te van. No está afuera la respuesta, está adentro. Es: “lo estoy haciendo por mí, lo estoy haciendo para mí.” Porque en este camino es donde yo realmente estoy brillando. Todos mis sentidos florecen. Donde todas las cosas se conectan. Donde las cosas como que van apareciendo pim pum  y tú dices oh wow wow. No, no, no, es simplemente porque te conectaste con tu autentico ser. Y estás realmente conectada con la fuente de tu ser.

Cuando la gente tiene tanto miedo de la crítica, del rechazo tanto miedo, que son miles, estás apagando la luz de tu autenticidad. Simplemente no la estás dejando salir. La estás bloqueando.

Karina: el miedo es uno de esos blockers de que te dan ese…

Yael: miedo en todas sus dimensiones, tamaños colores. todas las formas y nombres que tienen los miedos pero hay uno en particular que es uno de los que más, quizás, llega con las personas que vienen a mí y es que tienen miedo de brillar. Tienen miedo de lo que otros van a decir, de que cuando destapen todo ese poder que tienen, los demás digan: “ay, esta que se creyó” no, no se creyó nada.

Simplemente, como se los decía la vez pasada, te lo estás creyendo, entonces cuando te lo estás creyendo no es un tema de egoísmo, no es un tema de egocentrismo, no es un tema de que eres mejor que otro, no, simplemente estás conectando con quién eres. Entonces, va a tener que pasar esa etapa de resistencia donde los que te veían como normal, ahora dicen: “oh y a esta que le pasó”, simplemente tienes que seguir tu camino y seguir conectada con ese sentir.

Karina: ahorita que te estaba escuchando hablar, me conecté con eso que yo creo que están súper relacionados con lo que conversábamos durante ese café de filosofar de la vida, que están súper relacionados, para mí, ese ser auténtico y con eso que te hala de no ser auténtico que es ese miedo. Y para mí, más que el miedo a la crítica, era el miedo al rechazo. El miedo de que esto que yo tengo para decir que tal vez puede ser distinto, sea rechazado por el mundo exterior. Que no encaje, no guste, no sea validado, no sea reconocido, no se haga viral, eso a mí me jodió durante mucho tiempo.

 Y el proceso de soltar ese miedo y esa necesidad de ser aceptada. Porque si lo pongo del otro lado, le cambio la cara a la moneda, más que el miedo al rechazo, mi adicción  o necesidad a esa validación y a esa aceptación, definitivamente fue una de las cosas, para mí, más difíciles de soltar en ese proceso o durante ese camino a mi autenticidad.

Yael: te acuerdas cuando yo te decía, yo no sé si aquí se pueden decir palabras sucias pero te acuerdas que tu y yo…

Karina: aquí en Valienta se permite.

Yael: ¿se permite? Ok. Que tú decías, hacíamos las sesiones y de repente tú me echaste un cuento de una vez o uno de tus mantras o de tus palabras ¿te acuerdas?

Karina: se me había olvidado.

Yael: ah, bueno pero es que yo te decía: “¿pero tú por qué no hablas así? Yo te quisiera escuchar hablando así, ese es tu ser auténtico.” Claro, uno tiene que buscar los espacios y los momentos, no estoy diciendo que ahorita andes boquisucio por allí pero si hay algo de ti que te hace decir algunas cosas de una manera, no reprimirlas por el que dirán, por el que pensarán, por el que opinarán porque eso obviamente es consecuencia de ese miedo al rechazo que estás conversando.

Y yo decía: “¿pero por qué ella no habla así? si ella es así, ¿por que ella no habla así?” Esa es una de las cosas que más descubren las personas que han hasta dejado de hablar como son, como hablan. Han dejado de hablar como hablan y una de las tareas que le pongo, por ejemplo, cuando hacemos los ejercicios que tenemos que pasar a la parte de comunicación es: escribe como hablas, escribe tu contenido de redes sociales tal como hablas, que se sienta tu voz.

Karina: palabras formales y no diciendo cosas y no adornándolas con tal. Ya que trajiste ese cuento aquí, lo voy a echar.

Yael: ay sí. Echa el cuento bien.

Karina: en ese proceso del que les estoy contando, de conectar con mi yo más auténtico; de algo que yo me di cuenta es que ya a mi me tiene que dejar de importar lo que piensa la gente. Entonces, cuando me hice coach que necesitaba pedir, tocar puertas, mandar mails, y eso como que, bueno.

Y sobretodo en la parte de  las presentaciones, que bueno, dar una presentación porque yo era; siento que soy buena dando presentaciones pero siempre en contexto de personas conocidas, en la oficina, acá. Pero cuando te toca dar tu primera charla, tu primera presentación delante de cien personas, tú dices: Whaaaaat?

Y uno de mis mantras, te diría que por el primer año y tanto como coach, uno de mis mantras era I don’t give a fuck.

 

Yael: ponlo en grande aquí por favor.

Karina: No me importa, no me importa, no me importa. Karina tú estás conectada con tu propósito. Ese y aquí venía el I don’t give a fuck porque justamente leí un libro que se llamaba así. Ahorita no me acuerdo del autor, después se los comparto por ahí.

Yael: yo lo tengo por ahí. Lo tengo en la oficina, sí.

Karina: inmediatamente venía el: si a una sola persona, y esto todavía me lo digo, si a una sola persona le siembro una semillita, o le cambio una idea, o se atreve a hacer algo poralgo que dije yo aquí, that’s it. That’s it.

Yael: esa era tu señal.

Karina: si esa era como que el mantra o la afirmación que venía acompañado por una señal y ahí viene un punto, que también me encanta y tu profundizas muy bien sobre esto, y es que nuestro mensaje, nuestra marca, nuestro pensamiento, nuestras ideas no son para todo el mundo.

Yael: no y eso lo aprendí también desde mi propia experiencia. Yo siempre he sido una persona, no sé, tú me conoces peor yo soy muy espontanea. Siempre me he caracterizado por esa espontaneidad y tuve muchos escenarios donde tuve que esconder esa espontaneidad porque no encajaba, porque me pedía que la escondiera.

Tuve mucho, mucho tiempo rodeado de, en reuniones con mis jefes y jefas, con personas que tenían un grado de jerarquía mayor que yo y me podían pedir, decían: “Yael, no te vayas a reír mucho, no hagas mucho relajo, quédate calladita.”

Karina: ¿en serio?

Yael: si, si, si. Yo decía pero ¿por qué? Y eso fue moldeando de alguna manera mi comportamiento que tu lo tocabas adelantito. Yo me sentía completamente desconectada de ese ser. Y hubo muchas ocasiones donde yo tuve que renunciar.

Karina: era demasiado en contra de tus valores.

Yael: si, era demasiado. Eso de Valienta .2.4.8 ¿no? Pero el punto es que se me acaba de ir la idea de qué estábamos hablando y de por qué traje a colación esto.

Karina: estábamos hablando de que no es para todos.

Yael: ah, si, no es para todos. Mi presencia estaba…

Karina: ese no era tu contexto donde tu ibas a crecer, definitivamente.

Yael: no y tú te das cuenta cuando llegan las personas y cuando se habla del emprendimiento. Vamos a sacar el contexto del emprendimiento. Pero esto sí nace del contexto del emprendimiento de la emprendedora. Cuando quiere crear algo que tiene un proyecto o una creación en mente y tiene que obviamente circunscribirla a un espacio, a un segmento, a un nicho y llegan a mí y dicen: “esto es para todas” o “esto es para todos” y nos damos cuenta de que no. No. Tu marca no es para todos. Tu marca es específicamente para aquellos que van a conectar con esa frecuencia en la que tú vibras, en la que tú estás.

Y yo reírme de esa manera no podía hacerlo en esas oficinas, pero llegó el momento en el que yo podía ser yo misma y reírme, ser espontánea, ser entusiasta, echar relajo y formar la cosa. Y no estoy hablando de que ahora yo era el relajo en la oficina pero sí, ya había un ambiente en donde se permitiera. Los espacios donde yo trabajé eran muy contraídos, muy comprimidos. Y eso es, la mayoría de las empresas en ese tiempo. Ya el mundo se ha relajado. Pero si te pones  a pensar, los espacios también reprimen a las personas de ser. Te tienes que comportar de esta manera, aquí no se puede hacer esta otra.

Karina: Yael desde el colegio, desde que estamos chiquitos en el colegio.

Yael: Claro.

Karina: yo estudié en un colegio de monjas y no las estoy culpando obviamente pero ese: “no salgas. No vengas. No agarres. Tienes que ser así.”

Yael: miedo, miedo, miedo, miedo.

Karina: eso te va a ti ti ti ti, desconectando y desconectando desde chiquita. También me pasaba en el trabajo.

Yael: y tú sientes eso que está ahí y tú dices ¿cómo lo traigo? Cuando yo digo que no eres marca para todo el mundo a nivel ya de emprendimiento profesional, inclusive. Viene dado por esa desesperación de abarcar todo. Viene dado por ese deseo de estar en todo, de no quedarte por fuera. Que es un sentimiento de escasez. Todo tiene que ver. Porque te sientes vacío y como te sientes vacío y desconectado de ti, sientes la necesidad de estar afuera.

Entonces, estar afuera en todos lados. Encontrar esa validación en todas partes. Cuando regresas a ti, te conectas con tu ser más autentico y te das cuenta que no todo el mundo va a apreciar tu creación, tus proyectos, tu trabajo, no es para todo el mundo. ¡Y que bueno que no lo sea! Porque te vas a concentrar con aquellos que si conectan y se alinean contigo. Y vas a construir una comunidad desde ahí que es divina, es preciosa y no necesariamente numérica, en principio.

Pero en la medida que sigas vibrando desde esa autenticidad, desde ese ser, se van a ir multiplicando las personas que vibran contigo y se vana  ir conectando, casualmente se vana ir conectando bien.

Karina: si y puede ser que con una persona compartas el mismo tema de comunicación y esa persona lo dice pero tú lo dices de una manera completamente distinta, con un tono de voz completamente distinto, desde una historia completamente distinta y a lo mejor básicamente en esencia están compartiendo el mismo o tratando de resolver el mismo problema pero con una irada, una voz, un tono y un mensaje que puede ser completamente diferente.

Yael: diferentísimo. Y eso es tan lindo pero ahí todavía hay un hoque de egos importante que hay que sanar. Porque hasta que no descubras  y por eso, es el poder de la autenticidad que yo te decía que el poder de la autenticidad es el súper poder. Es el poder personal, para mí, uno de los más grandes que tenemos porque te conectas con tu esencia. Eres fiel a ti mismo. Empiezas a no hacerle caso al rio externo. Empiezas a concentrarte en ti. Empiezas a crear desde ti.

Y te das cuenta de que las cosas que tú haces tienen tu esencia personal y no tienes necesidad de competir con nadie porque nadie es como tú. Entonces ya empiezas a eliminar las barreras de la competencia. Por tanto, empiezas a abrir ese espacio para que otros colaboren contigo. Es todo un boom.

Karina: es una reacción en cadena que es una consecuencia de esa autenticidad. Yo me di cuenta que cuando empecé a usar mi voz en mi forma y todo eso, eso se trajo. Las personas que hacían clic y ojo, muchísimas habrán dicho que no, conectaron con esa forma específica. Y con eso pasa a todo.

Entonces, creo que ese es un pensamiento súper poderoso para aquellas personas que están en esa búsqueda o de conectar con esa persona más real y auténtica saber, y en eso me parece súper poderoso ese mensaje tuyo Yael de saber que eso que tú tienes para dar, que esa voz, que ese mensaje, que esa forma, probablemente, probablemente no, es un hecho que no le va a gustar a todo el mundo.

Y hay que vivir con eso, convivir con eso y estar en paz con eso. Yo no necesito que le guste a todo el mundo. Yo necesito hacer clic con las personas indicadas. Con las personas que realmente van a conectar con eso que yo tengo para decir.

Yael: Y tú sabes que la gente repelemos la falsedad. Esa es otra de las variantes. La gente repelemos las cosas falsas en cada vibra de nuestro ser. Sabemos cuando alguien no está siendo auténtico. Sabemos cuando alguien no es honesto. Cuando alguien está tratando de hacer algo que no está realmente alineado con la verdad de quién es esa persona.

Karina: ¿tú crees que la gente se dé cuenta? Yo no sé, yo ahora con las redes sociales, me he visto cada cosa. Nos e, de personas con cuentas que transmiten una cosa y después, en la vida real es completamente diferente.

Yael: eso es para que te estés dando cuenta.

Karina: claro, pero no todo el mundo no se da cuenta.

Yael: no, no. Si nos damos cuenta. Pensamos como lo que tú acabas de decir. Simplemente que lo dejamos pasar. Te conectas o lo dejas de seguir, esa es tu prerrogativa. Y ahí es donde yo digo, necesitamos conectarnos con las personas que realmente nos elevan o  nos alinean en la misma energía o en la misma vibra, por decirlo así. Como en el mismo poder energético que estamos cada uno que somos energía vibrando.

Entonces, la falsedad si se repele. Y se te va para el piso cuando te das cuenta de la realidad y desconfías por mucho tiempo de esa persona. Por eso es que la autenticidad para mí es clave porque es un atractor. ¡Es un atractor!

Karina: realmente. Totalmente y porque tiene que ver con la conexión que esa es otra palabra que tenia anotada aquí importante para hablar de eso. Porque si tú estas desconectada contigo ¿Cómo te vas a conectar con otras personas? y más si tu trabajo está basado en eso. Osea, ¿cómo tú vas? Y para mí, bueno no solo para mí, está en los estudios que esa conexión emocional la logras cuando de verdad eres auténtico y eres real.

Entonces, si lo ves desde una marca personal es absolutamente necesario conectar con esa autenticidad si tu de verdad quieres elevarla a otro nivel y si tu de verdad quieres conectar con un montón de gente más porque se basa, esa conexión la vas a lograr siendo tu yo más autentico.

Yael: y más allá de conectar con personas es conectar con prospectos, es conectar con la vida, conectar con recursos, conectar con todo lo que te rodea. Como siempre le digo a la gente, te perciben  de la forma en que te proyectas. La percepción de ti va a venir dada de la forma en que tú te estás proyectando. ¿Qué estás proyectando y desde donde estás proyectando? Todo lo que tú proyectes será percibido.

Y de la misma forma, uno tiene que revisarse a uno mismo y entender: ok ¿qué estoy proyectando porque qué quiero que perciban? Entonces cuando conectas y traes a la ecuación el ser tú mismo, el ser real a ti mismo, el ser fiel a ti mismo, estás conectando con  lo más real que tú eres. Eso te acerca (y tú hablaste un poquito de esa palabra pero pasamos de largo), a la aceptación y cuando hay aceptación ya todo lo demás no importa cuando hay aceptación de tu mismo. Lo  demás no importa. ¡Lo que está afuera no importa! Y eso es hermoso.

Karina: no, si, es una sensación…

Yael: es una libertad para crear, para vivir, para estar en una felicidad tan rica. La quieres experimentar todo el tiempo. Todo fluye, todo fluye y todo se da.

Karina: es increíble. Y si alguien que nos está escuchando en este momento dice: ok, entiendo, perfecto. ¿Cuáles son esas tres cosas…

Yael: vienen los tips de Kari.

Karina: tres cosas, sabes que yo estoy arriba, me quedo arriba y después la practicidad. Aquí y luego llego.

Yael: aterrizando.

Karina: tres cosas. Mira estas tres cosas, puedes empezar haciendo esto. ¿Cuáles son esas tres cosas?

Yael: me la pone difícil porque a mi si me gusta quedarme por arriba. Te voy a explicar.

Karina: porque somos el glow del flow.

Yael: pero si te voy a, aunque esto es más flow que nada. Pero si te voy a contestar tus tres cositas. ¿Por qué? Porque hay cosas que no se pueden entender con el intelecto. Simplemente hay cosas que nos e pueden entender intelectualmente. Y a veces, el ser humano solo quiere el intelecto por delante.

Esto de la autenticidad no se consigue con el intelecto gente. Se consigue con el espíritu. Se consigue conectando con el ser que no es intelecto. Por eso, a mí a veces me cuesta mucho, atravesarlo y aterrizarlo porque estamos sintiendo y haciendo con el intelecto nada más y tienen que meterle la otra parte. Hay que agregarle la parte espiritual también. El ser autentico no se crea solo en tres pasos y eso ha sido una bandera mía de mi marca…

Karina: pero yo no dije pasos, dije recomendaciones.

Yael: ok, ¿recomendaciones? Ok, ok, ok, ok. Pero tú sabes que yo tengo ese paradigma que yo tengo que desbloquear porque en mi mente yo percibo que la gente cree que con esos tres pasos o tres recomendaciones, ya. Por eso es que a mi me cuesta o me resisto tanto a encasillarlo porque, después y que: “es que Yael dijo tres recomendaciones, yo estoy todavía que no me conecto.”

¿Me explico? Eso es un grado de responsabilidad. Por eso les digo que no es un tema intelectual, no se va a entender con el intelecto. No es un tema de 1, 2, 3 y ya. Es un proceso y la experiencia de Kari, y la experiencia de otras personas que han pasado por mí y les dije al principio, algunas se conectan y lo comprenden; otras no, porque es el proceso y en el tiempo de cada uno.

Pero si tuviera que rescatar tres recomendaciones es primero sentir si algo no está conectado. Es un tema de que vas a sentir que algo te falta. Si te ves todo el tiempo buscando, Si te ves todo el tiempo escribiendo necesito, tengo que dejar de; cuando te ves hablando de esa manera, cuando te ves como hablando de las cosas que necesitas…

Karina: debería…

Yael: debería o te sientes que estás dudando mucho todo el tiempo y que te cuesta decidir, es un momento de reconectar con tu ser. Cuando te cuesta hablar y que: “ay es que aquí soy una cosa y aquí soy otra cosa. En la oficina soy así y en la casa soy asao.” Esa es una alerta roja de que no estás conectada con tu autenticidad. Porque la autenticidad te tiene que seguir a todos lados. Es permanente y constante. No muta. Tu ser no puede mutar. No lo vas a esconder porque estés en una situación u otra. Tiene que venir contigo all the time. Todo el tiempo está contigo. Es más, te sientes orgullosa de que esté contigo.

Entonces, una recomendación para eso es darte cuenta si cuando escribes, hablas, te comunicas, estás utilizando mucha esas palabras de: necesito, ¿cuál fue la otra que dijiste?

Karina: debería.

Yael: debería. Todo lo que nos cueste un deber no está conectado con el ser auténtico. Porque el ser auténtico no te exige nada.

Karina: a mi me escriben mucho y que: es que ya debería haber avanzado, o ya debería haber llegado a tanto, o debería tener no se qué.” no, no, no es así. Todo tiene su tiempo, su proceso.

Yael: no, no. El debería viene con una connotación de deber. Como si alguien te estuviese presionando. Cuando estas conectado con tu autenticidad, nada te presiona. Todo fluye.

Karina: o que tienes que cumplir ciertos parámetros que alguien se inventó hace cien años.

Yael: por eso, el cumplimiento viene de afuera. ¿Ves? Cuando algo viene de afuera, está chocando realmente con lo que tú quisieras estar haciendo. Entonces una recomendación sería hacer el ejercicio de preguntarte si tienes un propósito claro, si tú realmente estás viviendo por propósito o viviendo por sobrevivir. O si no tienes claro si tienes un propósito.

Si estas dos preguntas te sonaron, es una gran oportunidad para darte cuenta donde puedes trabajar. Donde puedes hacer el trabajo de reconectarte porque todas las personas, la humanidad entera, cada persona tiene un propósito delante. Yo eso lo digo, no venimos a este mundo a vivir así como vivimos y que: de 8 a 5, trabajar y punto y pao.

No. Hay algo mucho más grande, que cada persona sabe porque si no, no lo estuviera buscando. Porque es que uno no busca lo que no conoce. Pero como sabes que hay algo ahí que te falta, quiere decir que hay un trabajo de autenticidad que hacer.

Y más allá de la conexión con tu ser, es ese comportamiento. Que tengas que andar ajustando el comportamiento, que tengas que andar ajustando tu conducta, esa es una gran enseñanza de que necesitas hacer un trabajo de autenticidad y de conectarte contigo.

y de saber, ¿cuáles son realmente las cosas? Y esa es la primera parte de mis dos primeras sesiones de mi marca personal. Nos concentramos 100% en esta profundidad. Regresar a las cosas que te gustan a ti realmente, no lo que tú crees que le debería gustar a alguien más. Entonces, es conectarte con tus pasiones, si no sabías que te apasionaba algo y desconectaste de eso, reconectarte con tu pasión. Reconectarte con esos talentos escondidos y engavetados que tienes. Reconectarte con esos atributos y esas habilidades que tienes.

Y no es para echarte un cuento pero ayer estaba haciendo una sesión con una arquitecta y diseñadora y ayer, ella misma hizo una conexión entre un emprendimiento que tiene de bienestar y la arquitectura. Y yo le decía: “mira, ¿qué relación ves entre el bienestar de hacer..?” porque ella es triatlonista, “¿Qué relación ves entre bienestar y tu arquitectura y tus diseños de interiores? Es que a mi me gusta crear bienestar.”

No son cosas separadas y es que: “a mi me gusta hacer postres, a mi me gusta hacer cakes pero en primera soy arquitecta.” Es que al final, todo está conectado por algo. Entonces, ella crea bienestar desde los espacios que crea como arquitecta y desde los cakes que hace para sus terapias de tarara. Ella está en este mundo para crear bienestar desde muchos lugares. Pero a veces, las personas creemos que estamos simplemente encasilladas para hacer lo que hacemos en un trabajo de 8 a 5 en un cajón.

Entonces, es importante que hagas este trabajo de autodescubrimiento. Esa sería mi recomendación. Un verdadero trabajo de autodescubrimiento que va a ser que: doloroso, incomodo pesado, que a, que i, que u. Por eso es que es para valientas.

Karina: totalmente. Y que toma tiempo porque es increíble la desesperación, (y yo me incluyo en ese), que tenemos porque: “ah bueno, estoy empezando este proceso, ya quiero saber, quiero descubrirme.”

Yael: yo te iba a decir que habláramos de eso.

Karina: es tiempo, tiempo. Es intentar, es probar, es venir para acá: “bueno, déjame intentar esto. Creo que me gusta esto.” Y saber que es un proceso que va a tomar tiempo en descubrir. Eso, uno y segundo, no es algo que va a pasar de la noche a la mañana y que no se, estabas durmiendo y te despertaste y que ya sé cual es el propósito, ya se como ser autentica, ya se como ser real. No, es un proceso que te vas a ir descubriendo poquito a poco.

O por lo menos hablo de mí, fue: ah descubrí un poquito hoy. Ah conecté con esto hoy. Ah, mira, conecté con esto en la sesión de couching con Yael. Ah, conecté con este libro.” Es como armar un rompecabezas que estas construyendo en ese momento a través de esas experiencias que te estás permitiendo vivir, que te estás permitiendo experimentar desde que decidiste escuchar y prestarle atención a esa vocecita que te decía no se, “has algo más, busca tu propósito o cambia y  conecta contigo.” Porque esa vocecita siempre está ahí, pasa que la ignoramos. Cuando te decidas a escucharla, te abres a vivir esas experiencias.

Yael: les voy a leer algo. Y te quiero compartir algo que tú has dicho mucho y que estás viviendo este año también que te lo he dicho muchas veces, estás viviendo esto este año y lo has manifestado también. Te voy a leer aquí lo que escribí hoy.

Autenticidad significa que vivimos de acuerdo con lo que realmente somos. Sin engaño ni presunción, sin juicios ni culpa, ni intelecto. Solo sintonizados y conectados con el ser de energía pura y perfecta que somos.

Karina: wow, que lindo.

Yael: después te lo paso para que lo uses también. ¿por qué? porque lo que acabas de decir es tan real del proceso y hay qeu soltar el apego a los resultados. Hay que soltar, hay que rendirse a los resultados de como tienen que quedar las cosas, como tienen que ser las cosas. Cuando empiezas un camino de nuevamente conectarte con tu ser autentico, no puedes meter el intelecto en el miedo y decir: “yo quiero que sea así o asao.”

Karina: es expectativa.

Yael: soltar los resultados de lo que   t i e n e   que ser porque ese tiene también tiene una carga de que alguien te está diciendo algo de como tiene que ser la cosa. ¡No!. Tú tienes que inventar tu propio de como tiene que ser lo que tú quieres y eso requiere de mucha valentía, de decisión, definición y de mucho poder pero no mental, un poder de desear encontrarlo pero a su tiempo. Entonces es un desapegarse del resultado, es rendirse al resultado de como tienen que ser las cosas, no. Las cosas van a ser como tienen que ser y confiar que eso va a ser así.

Karina: que lindo. Como siempre espectacular. Y quería cerrar, me ha encantado todo, después me compartes esa súper frase que está espectacular.

Yael: ¿te encantó?

Karina: quería cerrar ya la entrevista con las tres power questions. Vas a ser la primera, esto  un experimento, vas a ser la primera. Las llamé las power questions de Kari.

Yael: whaaaaat?

Karina: las preguntas poderosas de Kari. Entonces son tres preguntas que te voy a hacer que tienes que contestarlas, rápido y conciso pues, no es que una palabra pero conciso y rápido. ¿Ok?

Yael: ok.

Karina: la primera ¿cuál es tu súper poder?

Yael: la autenticidad.

Karina: perfecto, buenísimo, me encanta. Creo que definitivamente ese es tu súper poder.

Yael: ay gracias.

Karina: segunda: ¿Qué te hubiese gustado saber hace diez años que te serviría hoy?

Yael: cuál era mi súper poder.

Karina: ok, está buenísimo.

Yael: saber que la autenticidad era mi súper poder.

Karina: y la tercera, cuéntanos un fracaso y el aprendizaje que te dejó ese fracaso.

Yael: osea Kari eso es para otro podcast. 

Karina: es que mi idea con esto es que no solamente hablemos del tema de la autenticidad sino que esto también sean historias de inspiración para las que nos están escuchando. Obviamente no tan largo, pues.

Yael: pero es que un fracaso. Tengo un millón.

Karina: conecta con uno.

Yael: tú sabes lo que pasa, te voy a explicar. Ok, viene la respuesta Yael, ¿ok? ¿Estás lista?

Karina: no, no quiero que te pongas a explicar ahorita que es el fracaso y todo lo del fracaso, cuéntame tu historia.

Yael: Espérate. Lo que pasa es que, te voy a explicar, ok, te voy a encontrar uno pero para mí nada ha sido fracaso.  

Karina: bueno, fracaso, por eso dije, cuéntanos algo. Osea fracaso se llama fracaso, por eso dije el aprendizaje que te dejó esa experiencia.

Yael: ay.

Karina: ahora vas a decir: “es que yo nunca me he equivocado.”

Yael: me he equivocado millón pero como lo circunscribiste a la palabra fracaso, para mí todos mis tropiezos han sido de grandes enseñanzas. Si no hubiera sido por eso, no estaría aquí como la persona que soy. Pero un gran tropiezo, un gran tropiezo.

Mira yo creo que antes yo era muy impulsiva y el que más tengo vivo en mi memoria es hace diez años que fue la penúltima vez que trabajé en una empresa. Estaba trabajando en una feria. Mi jefe me gritó, uno que se creía que era mi jefe pero no era mi jefe, me gritó porque las cosas no estaban saliendo bien, como se esperaban que salieran y yo era la responsable de eso, pero me gritó. Pasó el evento, el evento fue un espectáculo, fue un gran evento.

Pero al fin de semana siguiente, yo presenté mi carta de renuncia. Y cuando yo me fui de ahí, pensé que fui demasiado muy impulsiva al renunciar. Debí haberlo pensado mejor, debí haberme calmado. Pero apara mi en ese momento el hecho de alguien me hubiera gritado, me hubiera exhibido en frente de todo mi team, eso me pegó al ego, tu no sabes cuanto.

Entonces, yo antes era muy de eso, de que me habían exhibido y yo tenia que salir corriendo porque me habían herido mi ego entonces yo tomaba demasiadas decisiones basadas en el impulso.

Sin embargo, que aquí viene la enseñanza, renuncio, a los diez días me entero de que estoy embarazada de Mateo, no puedo regresar a trabajar o a ocuparme en la vida laboral, profesional. Pero esa fue la primera vez que me encontré con el deseo de tienes que emprender tu camino por tu cuenta. Entonces diez años después, estamos tú y yo aquí hablando.

Karina: pero que lindo. Para que tu veas que todo, osea ese “me equivoqué, me fui en un impulso” que loco, al final fue una súper bendición que al final el tiempo te demostró que fue así.

Yael: la puerta que necesitamos abrir. Por eso yo le digo a todo el mundo que esos errores,  esos fracasos no son puertas cerradas, son redirecciones. Pero la gente lo llora, y la gente los: ay” y el drama y la cosa. Y yo les digo: no, no, no, no, no te están diciendo que no, no te están rechazando, no pasó nada, no es un error, es una redirección, es una redirección para algo mejor.

Karina: ay que lindo. De verdad que gracias, gracias, gracias por esa sabiduría por ese compartir, por esos mensajes tan, tan valiosos y por supuesto, este tiempo que como siempre es espectacular y de mucho aprendizaje.

Yael: si fuera por nosotras nos las pasaríamos hablando. El podcast durara que si tres horas ¿entienden?

Karina: ya tenemos un pocotón de tiempo hablando. Pero en verdad hicimos el sueño de lo que siempre habíamos dicho que esas conversaciones de café las íbamos a hacer podcast. Así que, prepárense que esta es la primera pero no la última vez que Yael va a estar en Valienta porque tenemos muchas cosas de que hablar.

Yael: viste, tú estás rompiendo el paradigma de que las conexiones tienen que ser presenciales y nada que ver, aquí hubo conexión. Y yo se que las personas que van a a escuchar este podcast se vana conectar realmente con la esencia de lo que les quisiste transmitir. Hay que ser valiente para todo en esta vida y sobre todo para el tema que escogiste hoy que es la autenticidad y ser fiel a uno mismo. Ay gracias Kari, por invitarme. Ahora me toca a mí después invitarte al mío.

Karina: si no siguen a Yael, por favor síganla: Yael Bern. De todas maneras, yo voy a dejarles todos los datos de su página web, todo aquí en los links de abajo y bueno mil gracias amiga, de verdad. Y bueno, también acuérdense de dejar su review. Si les gustó esta conversación, déjenlo ahí en el review.

Yael: si les gustó esta conversación, ustedes tienen que compartirlo. Tienen que compartir lo bueno. No lo guarden anda más apara ustedes. Tienen que compartirlo, amplificarlo y multiplicarlo. No se lo queden, amplifíquenlo.

Karina: te quiero mucho amiga, gracias por estar aquí. Y gracias a todas por estar aquí y escuchar. Nos vemos en el próximo episodio.




Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Ver artículo completo

¿Qué hago con mis miedos?

octubre 13, 2021

Hola, soy Kari Petrovich y esto es Valienta: un espacio para que creemos juntas nuestra versión más poderosa. Bueno, llegamos al episodio 8 de Valienta y hoy quiero hablarles del miedo. El episodio de hoy sería una continuación o la parte II de mi primer episodio de Valienta sobre  los miedos y qué hacer con ellos. 

Ver artículo completo

¿Cómo hacerme amiga del cambio? – 5 fases para entender cómo hacerlo

septiembre 24, 2021

El cambio, que para muchas nada más mencionar la palabra es así como ¡no! Justamente vamos a hablar de eso o quiero compartirles sobre eso porque he estado dándole vueltas y vueltas y vueltas a esto en la cabeza (como todos los episodios) y como que me puse a leer y a internalizar y a evaluar todos esos momentos de mi vida donde también he pasado por cambios importantes.

Ver artículo completo

Mis finanzas personales con Truelany Guerra

septiembre 17, 2021

Hola, soy Kari Petrovich y esto es Valienta: un Podcast para que creemos juntas nuestra versión más poderosa.

Ver artículo completo