5 razones que te harán leer a tu bebé desde el primer día

¿Crees que un bebé recién nacido es muy pequeño para leerle un cuento?

Cuando leas las estás 5 razones vas a querer comenzar a leerle ¡desde ya!

Antes de que naciera Bruno, leí mucho sobre el tema y en la preparación para su llegada incluimos en la lista de compra una pequeña selección de libros (además de los muebles, ropa, silla para el carro, y el montón de otras cosas que no fueron tan útiles y sólo utilicé una vez).

Desde el primer día juntos en casa comenzamos a leer. Lo hicimos parte de nuestra rutina de todas las noches. Incluso en momentos de no-se-porque-esta-llorando-y-no-se-que-más-hacer fue la solución.

Hoy, 14 meses después, seguimos nuestra rutina y les puedo decir que es la actividad que más le gusta hacer y que ambos disfrutamos mucho.

Ahora el mismo elige el libro que quiere leer, me lo trae y me pide que lo cargue para que sentado en mis piernas lo leamos juntos. Incluso señala e identifica casi todos los objetos cuando se los mencionas y llama por su nombre cosas/animales de sus páginas favoritas.

Si bien puede parecer que un recién nacido no va a conseguir mucho de los libros en un primer momento, y aunque no va a poder seguir un argumento o relacionar palabras con imágenes hasta más adelante, por experiencia puedo decirles que va a poder gozar de los muchos beneficios de ese tiempo de lectura juntos:

 

1. Conexión

Al leerle un libro a tú bebé va a disfrutar de escuchar de tu voz reconfortante, bien cerquita sintiendo los latidos de tu corazón y oliendo el aroma familiar. Con el tiempo, va a asociar los libros con algo positivo y como un tiempo especial con mamá o papá.

2. Habilidades tempranas de lenguaje.

Al leerle a tu bebé le estás presentando conceptos, historias, números, letras, colores y formas, e información sobre el mundo a su alrededor. También construyes habilidades de memoria y de vocabulario.

3. Estimulación cognitiva.

El cerebro en desarrollo de un bebé es un lienzo en blanco, listo para ser pintado y modelado por las millones de experiencias sensoriales que tendrán durante su primer año de vida. Los colores, las texturas y sonidos en los libros ayudarán a su desarrollo cognitivo.

4. Sueño reparador.

Leer a los bebés puede ser una actividad relajante y reconfortante (para ambos). Incluirla en la rutina nocturna los ayuda a preparar el escenario para la hora de dormir.

5. Expresión y comunicación.

A través de la exposición a experiencias de la lectura, las historias, los dibujos, los bebés estarán mejor equipados para relacionarse con los que les rodean y procesar sus propias emociones, además de estimular su creatividad e imaginación.

Y el bonus…

6. ¡Es divertido!

Volverás a ser niño disfrutando de las más lindas historias, descubriendo tu lado más creativo y haciendo volar tu imaginación. Incluso formar playdates de lectura con otras mamás y compartir de esta linda experiencia con sus bebés.

Soy apasionada de este tema porque he podido vivir cada uno de sus beneficios. Estoy segura que aún me falta por seguir conociendo, aprendiendo y explorando más de las maravillas de leerle a nuestros hijos.

Y como dice Dr. Seuss:

“Mientras más leas, más cosas sabrás.
Cuanto más aprendas, más lejos llegarás.”

P.S. Tanto nos gustan los libros que Bruno y yo nos inspiramos a escribir e ilustrar nuestro primer cuento infantil “Buenas Noches Sol”.

Un cuento que creamos pensando en nuestra rutina para dormir y que narra todas las actividades que hizo el sol durante el día. Una historia que nos ayuda en la labor de educarles sobre la importancia de dormir y descansar. =)

 

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published