7 cosas para renunciar si quieres crecer

En las mañana cuando me despierto y repaso lo que tengo que hacer en el día, trato de al menos una vez por semana también proyectarme e imaginarme cómo sería esa versión de mí misma donde alcanzo todo mi potencial y me pregunto ¿qué puedo hacer hoy para reducir esa brecha que hay entre esa persona y yo?

Y pensando en esa brecha doy un pequeño paso en esa dirección cada día.

Elijo crecer.

Muchas veces, para alcanzar nuestras metas o hacer crecer nuestros emprendimientos, no sólo necesitamos agregar o aprender más cosas, podemos también renunciar a las cosas que nos limitan.

Aquí les comparto 7 cosas a las que renuncié y que al hacerlo me abrieron un mundo nuevo de posibilidades que antes no podia ver.

1.- Renuncia a tus excusas

 ¿Qué excusas te estas contando de porqué no estas logrando lo que quieres?

No importa cual fue tu punto de partida, tus áreas de mejora, tu pasado o tus errores, tu eres la única responsable de lo que sucederá a continuación en tu vida.

Las excusas te limitan y te impiden crecer tanto a nivel personal como profesional.

En pocas palabras, ¿eres de víctima de tu pasado o la heroína de tu futuro?

2.- Renuncia a estar todo el tiempo en tu área de confort.

La magia sucede justo cuando sales de tu área de confort.

Para crecer necesitas incomodarte, invertir una cantidad importante de tu tiempo trabajando en lo que quieres, cambiar tendencias limitantes, potenciar fortalezas, aprender nuevas habilidades y cambiar tu percepción para explorar nuevas posibilidades y poder ver las oportunidades que se te presenten.

Y para cambiar esa percepción muchas veces tendrás que salir de lo que conoces e ir un poco mas allá.

3.- Renuncia al perfeccionismo

 Nada será perfecto, no importa lo mucho que lo intentes.

El miedo al fracaso (o el miedo a equivocarte) te impide tomar acciones y ofrecer tus talentos únicos al mundo.  Perderás muchas oportunidades si esperas que las cosas estén perfectamente bien antes de actuar.

 4.- Renuncia al Multitasking

 Si, ya se que nosotras las mujeres somos muy buenas en esto y que van a decir que es imposible dejar de serlo.

También se que nuestro recurso más escaso y valioso es el tiempo, pero la realidad es que para crecer y obtener mejores resultados es indispensable estar plenamente presentes y comprometidas con lo que estamos haciendo.

Si no nos enfocamos nunca podremos manifestar todo lo que tenemos para dar. Para hacer la diferencia necesitamos de toda nuestra concentración y entrega en eso que estamos haciendo, aunque sea por espacios de cortos/medianos de tiempo.

5.-Renuncia a controlarlo todo

 Hay cosas que podemos controlar y planificar, pero hay muchas otras que no.

Tener clara la diferencia entre estas dos es importante. Olvídate de lo que no puedes controlar y enfócate en las que si puedes, sobre todo a tu actitud hacia las cosas y situaciones.

No es lo que te pasa lo que importa, si no como eliges reaccionar.    

6.- Renuncia a decirle que si a todo

Para crecer y lograr tus metas, es necesario aprender a decir NO a ciertas tareas, actividades, proyectos y demandas de tus amigos, o familia. En el corto plazo, puedes sacrificar un poco de gratificación instantánea, pero cuando veas que estás logrando tus metas, todo valdrá la pena.

7. Renuncia a querer gustarle a todo el mundo

Imagínate a ti misma como un nicho de mercado.

Habrá mucha gente que le encantará ese nicho y vibrará contigo, y habrán otras personas a las que no tanto.

No importa lo que hagas, no podrás gustarle al 100% del mercado. Esto es totalmente natural. No importa lo que piensen los demás de tí.

Lo mejor que puedes hacer es permanecer auténtica, fiel a ti misma y desde allí dar cada día más valor lo que haces.

Todos quieren llegar rápido a la cima de la montaña, pero justo toda la felicidad y crecimiento está en el camino antes de llegar.

Renunciar a estas cosas que nos limitan es parte de un proceso, no sucederá de la noche a la mañana. Algunas se nos harán mas fáciles y pueden soltarse más rápido, mientras otras las tenemos con raíces más profundas y nos podrían tomar un poco más de tiempo.

Lo importante es ir día día haciendo movimientos y avanzar a tu ritmo hacia donde quieres crecer. Nadie más lo hará por tí.

¡Un abrazo!

Kari

 

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published