Cómo usar el poder de la gratitud como herramienta para construir tu éxito

A veces me despierto y mi primer pensamiento es que no dormí lo suficiente.

Luego me siento a planificar mi día y mi lista de tareas pendientes pienso que no tengo suficiente tiempo para hacer todo lo que quiero.

Muchas veces en automático y sin querer, estamos viviendo con el chip de escasez de que “nunca es suficiente” la sensación de que “falta algo más para…. (accionar)”.

Karina Petrovich

Nos pasamos la vida calculando cuánto tenemos, cuánto queremos y cuánto no tenemos.

Y comparamos esto con lo que todos los demás tienen o hacen (o con las visiones de la perfección que recibimos de las redes sociales), un “ciclo terrorífico” que siempre termina con la misma conclusión: nos falta.

Nunca tenemos suficiente. Nunca somos suficiente.

Y la solución a eso y las consecuencias de eso es: la gratitud.

 

La gratitud te recuerda que tienes suficiente y que eres suficiente.

Este fue mi aprendizaje más poderoso de este año.

No quiere decir que no soy agradecida, para nada. Me considero una persona muy agradecida.

Es el usar el agradecimiento como una herramienta infalible en tu día a día para lograr tus metas.

Cuándo nos permitimos estar, vivir y percibir desde el agradecimiento disuelves otras emociones que puedas estar sintiendo como tristeza, miedo, resentimiento. Así de poderosa es.

Por eso en MI PACA, antes de salir corriendo a planificar tus tareas y pendientes, lo primero que haces es permitirte ver desde el agradecimiento. No se imaginan la cantidad de mujeres que me han escrito comentándome cómo les ha ayudado hacer este ejercicio todos los días.

Yo lo he vivido desde mi propia experiencia.

Hace unos meses, cuando tuve unas semanas difíciles, comencé un Gratitude Jar (Jarrón de gratitud).

Comenzó como nada especial, solo un frasco de vidrio donde en esos días duros, escribía en un papelito lo que agradecía y lo metía adentro.

Hoy puedo decirte que gracias a ese jarroncito (que comencé como experimento de algo que leí) hoy puedo decirte que pude fluir valiente por esos retos.

También me ayudó a apreciar más mis fortalezas con sus imperfecciones (OJO estoy diciendo CON y no A PESAR), y a valorar aún más mi proceso de crear ME y crear lo que quiero.

Cuando tengo un día malo (¡todas los tenemos!), le doy una visita a mi Gratitude Jar.

A veces escribo, a veces leo lo que ya escribí o a veces simplemente lo observo.

Me ayuda a recordar que mi vida está llena de cosas maravillosas (sólo por tener la vida misma para poder verlo) por las que estar agradecida y sobre todo que tengo la fuerza y el apoyo para superar cualquier cosa.

Incluso comencé a usarlo como rutina con Bruno (mi hijo de 3 años) y sus respuestas me derriten todos los días.

Tomarnos el tiempo para apreciar los momentos de alegría, las cosas simples y quieres somos, es una de las herramientas más poderosas que tendrás este año si decides implementarlo.

Ingredientes para hacer tu propio GRATITUDE JAR:

  • 1 frasco transparente
  • Cinta y cositas para decorar
  • Papel para escribir notas de gratitud.
  • Imaginación
  • Gratitud
Mi Gratitude Jar para el 2019.

¿Cómo hacerlo?

Decora tu jarrón a tu gusto. Colócalo en un lugar visible donde lo veas todos los días y todo el tiempo. Coloca al lado y que siempre esté a mano algo para escribir y las tarjetitas en blanco (yo las coloco adentro para que no se me pierdan).

Recurre a tu Gratitude Jar cada vez que:

1.         Necesites intervenir en tus emociones

2.         Necesites cambiar tu percepción o querer cambiar tu mirada

3.         Necesites fuerza para enfrentar o hacer algo

4.         Necesites motivación o inspiración

5.         Necesites una fuente de valor

6.         Necesites conectarte con lo realmente importante en tu vida

7.         Necesites hacer una pausa

8.         Si algo te da miedo

9.         O simplemente por que si =)

¿Todavía estas escéptica y no crees que sea tan poderoso?

Inténtalo sólo por 1 mes y hablamos. Tienes muchísimo para ganar y absolutamente nada para perder. ¿Tienes alguna otra herramienta que te pueda ayudar con todo esto?

Nota importante: La gratitud no solo sucede.  Cómo todo es una práctica que tenemos que fomentar todos los días. Mientras más lo hagas, mayores serán sus beneficios. Hazlo al menos por 21 días.

No podía dejar de compartirte este secreto y herramienta tan valiosa.

Espero te ayude tanto como a mi. Compártelo a tu amigas para que las ayude también.

Un abrazo,

Kari

 

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published