La mejor versión de Mamá que puedes ser

Para mí ser mamá no es sobre lo que renuncias o sacrificas por tener y educar un hijo, se trata de tu proceso de transformación y auto-conocimiento como mujer, de lo que ganas y aprendes por tener uno.

Hace uno días me tocó separarme por primera vez de mi hijo de 15 meses. Un viaje de trabajo. Lo que tanto había temido y una de las razones por la que renuncié a mi trabajo de 8 a 5 y decidí lanzarme al mundo del emprendimiento. Llegó por mas que lo eludí.

Entendí que no se trata de si vuelves al trabajo, te quedas en casa o decides emprender. Se trata de que, hagas lo que hagas, estés donde estés, persigas encontrar la mejor versión de ti que puedes ser. Tu versión más satisfecha y feliz que puedas lograr.

Creo firmemente que sólo encontrando esa mejor versión de mujer que puedes ser, puedes ser también la mejor versión de mamá.

“No hay manera de ser una madre perfecta y un millón de formas de ser una buena”.

No hay nada más dañino que comparar tu versión de éxito con la de los demás. Cada mujer y mamá transita por su único camino.

Este desafío es sólo contigo misma.

La pregunta sería ¿estoy siendo la mejor de versión de mujer que quiero ser?

Les comparto algunos de los conceptos que he abrazado y me han ayudado a sentirme que estoy conectada con el camino de encontrar esa mejor versión de mi.

1.- Conócete a ti misma

Conocerte es un proceso gratificante y a la vez desafiante. Saber quién eres y lo que realmente quieres es para mí el verdadero éxito en la vida. Conocerte te abre posibilidades, te da propósito y te conecta con todo ese potencial que tienes para dar.

2.- Sal de tu área de confort.

La única forma de saber y conocer todo lo que eres capaz de hacer es saliendo de tu área de confort y enfrentar esos miedos que no te dejan mover. La magia sucede justo afuera de ese lugar donde nos sentimos muy cómodas.

3.- Trabaja por hacer realidad tus sueños

¿Cuáles son tus objetivos? ¿Qué es eso que quieres lograr? ¿Qué te motiva?
Piensa en grande. No dejes que tus miedos y pensamientos negativos te desanimen. La vida es demasiado corta para dejarlos pasar. Sueña, planea y trabaja duro por eso que quieres lograr.

4.- Abraza la imperfección

Siempre vas a cometer errores, así es la vida, perfectamente imperfecta. Algunas cosas van a salir bien y otras no. Una vez entendamos esto, muchos de los juicios que más daño nos hacen desaparecen. Eres perfecta porque eres imperfecta.

5. Conocimiento es poder

¿Qué quiero aprender o que necesito saber para lograr mis objetivos?
Lee, investiga, prepárate.
El conocimiento te da opciones, te ayuda a ser mejor en lo que haces o quieres hacer, te ayuda a tomar mejores decisiones y a tener más recursos a la hora de resolver problemas. Desarrolla y cultiva tu mindset de aprendizaje.

6.- Encuentra a tu tribu

Tu grupo de mujeres con las que realmente puedas conectar, donde puedas expresar tus miedos y mostrar tu lado más vulnerable sin preocupación de ser juzgada. Una tribu donde realmente te sientas escuchada y donde encuentres inspiración, aliento, sinceridad y apoyo. No está en nuestra naturaleza vivir nuestra maternidad solas.

7.- Confía y cree en ti

Probablemente dedicas más tiempo a ser tu peor enemiga en lugar de ser tu mejor amiga. Presta atención a tus juicios y esas conversaciones que tienes contigo misma que te imposibilitan. ¿qué historia te estas contando?

“Cree en ti y el resto caerá en su lugar. Confía en tus propias capacidades, trabaja duro, y no habrá nada que no puedas lograr”.

Hagas lo que hagas, ve por esa mejor versión de mujer y mamá que puedes ser.

Un Abrazo 

Kari

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published