Volver o no volver al trabajo después de tener a tu bebé

Volver o no volver al trabajo? Sin duda una pregunta que genera preocupación a muchas mamás. También es un tema controvertido y que causa polarización, no sólo por el debate que surge entre las madres que trabajan o madres que se quedan en casa, si no también por todos los estereotipos sociales y culturales que hay alrededor del tema.

Empezaría diciendo que no hay una decisión buena o mala, simplemente tratar de encontrar cual es opción que mejor se adapte las necesidades de la familia como un todo, del bebé y de su mamá. Entendiendo que cada situación es diferente (hay mujeres que no tienen una opción) aquí una pequeña guía para aclarar un poco el panorama a la hora de estar en esta disyuntiva:

1.- Evalúa tus opciones

Evalúa todas la gama que posibilidades que hay sobre la mesa. Busca todas las alternativas que encuentres y analiza sus pros y contras.¿Es económicamente viable dejar de trabajar? ¿hasta cuándo podría estar sin trabajo? ¿tengo disponible en mi empresa algún permiso especial para alargar mi licencia de maternidad? ¿tengo disponible algún empleo temporal con mayor flexibilidad?Recolecta la mayor cantidad de información posible.

2.- Tus metas

¿Cual es tu plan de carrera? ¿Cuales son tus metas como profesional, como mamá y con tu familia? ¿Como te ves en un futuro? Si no tienes planes, es el momento de plantearlos y proyectarte unos meses o años adelante.

3.- Lo que quieres hacer

Este punto es muy importante porque te ayudará a darle sentido a tu decisión. Identifica que es lo que te mueve y te motiva. Visualízate haciendo lo que quieres.

4.- Cuidado del bebé

La tranquilidad de saber que tu bebé estará en la mejor de las manos a la hora de trabajares la prioridad. Evalúa tus opciones: dejarlo al cuidado de algún familiar, abuela, tías,amigas. O dejarlo en una guardería. Si este es tu caso investiga con otras mamás, escucha recomendaciones y analiza cual es la mejor dentro de tus posibilidades. Cómo te sientas con respecto a esto es fundamental.

5.- Tu círculo de soporte

Considera quienes son las personas que te apoyarán durante este proceso. Pareja, familia, amigos que te ayudarán con tu bebé mientras no estás.

6.- Flexibilidad

Afortunadamente cada día hay mas empresas que apoyan a las mamás trabajadoras. Es bueno que evalúes según tu experiencia cuan abierto está tu jefe/empresa a negociar horarios, frecuencia de viajes, días de trabajo desde casa etc…

7- ¿Lactancia Materna o Fórmula?

Lamentablemente una de las principales causas para abandonar la lactancia materna es el regreso al trabajo. SI SE PUEDE! Va a requerir de mucho esfuerzo y planificación (por ejemplo hacer un banco de leche y planificar horarios de extracción en la oficina) y habrán días más difíciles que otros, pero es posible trabajar y seguir amamantando a tu bebé!

Infórmate, pide ayuda, asesórate y busca un grupo de apoyo donde puedas encontrar todas las dudas que se te presenten en el camino. Si bien no es una fácil decisión, independientemente de lo que hagas no olvides que eres una excelente mamá!. Y no estás sola: ten en cuenta que hay miles de mujeres que están pensando lo mismo que tú y que día día en una acto de magia, amor y balance hacen que funcione.

Al final del día una mamá feliz es un bebé feliz!.

 Un Abrazo 

Kari

 

 

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published