Cree más, duda menos.

¿Cómo restarle espacio a las dudas que te limitan?

 Si lo crees, puedes.

¿Cuántas veces has escuchado esta frase?

Bastantes. Y probablemente la ignores, la subestimas o simplemente pienses que no es así.

 Algunas personas dicen que es el dinero, la suerte, el pasado o las conexiones es lo que hace que las personas puedan ser exitosas (factores externos). 

Para mí el éxito comienza, evoluciona y termina con nosotros mismos.

 Si crees y trabajas en ti y en lo que quieres lograr, lo de arriba son complementos que buscas y te acompañan en el camino a lograr lo que deseas.

 Estamos clarísimos que no se trata de decir simplemente "Yo creo y sucederá”.

NO, ese es el principal enemigo de esta práctica.

Creer en tus sueños no es un shortcut para hacer skip al esfuerzo y la dedicación.

 Creer es simplemente ver desde los ojos de que es posible para así identificar más acciones para ejecutar en tu plan.

 Creer es saber que cualquier reto u obstáculo que te encontrarás en tu camino lo vas a poder superar.

 Creer es saber que el fracaso es parte del aprendizaje y es necesario para crecer.

 Creer es enfrentar tus miedos, y seguir accionando de la mano con ellos.

 Creer es saber y aceptar que los días buenos y los no tan buenos son parte de la danza zigzag de mi proceso y de mi camino al éxito.

 Creer es escucharme, valorarme y saber que siempre tendré opciones para elegir.

 Creer es saber que depende de mí y de la forma en cómo decido percibir lo que me pasa.

 ¿Si no crees tú en tu meta o proyecto, cómo van a creer los demás?

 >>>>>>   Conviértete  en tu mayor FAN <<<<<<

 Y ¿qué puedo hacer para trabajar en creer más y dudar menos?

1. Suelta el pasado que te limita

La gran mayoría de las dudas y los pensamientos que nos limitan vienen de creencias o experiencias de nuestro pasado.

Tal vez muchas de ellas ni siquiera son nuestras, si no que las heredamos o impusieron de pequeños nuestros padres, familia o la sociedad.

 Cuando dudas, ¿viene del pasado? ¿alguien más te lo está haciendo dudar? ¿fue por algo que viviste?

 Si tu fuente de duda viene del pasado, es hora de dejarlo ir. El pasado está para aprender de él y no te define. 

Elige aprender y soltar para que puedas escribir una nueva y exitosa historia.

 TUYA, de nadie más.

 Cree en tu presente y en tu futuro.

 2. Conócete y enamórate de ti

 Entiende y abraza tus puntos menos fuertes, para que puedas trabajar y planear en torno a ellos.

Identifica y maximiza tus fortalezas y talentos para que siempre te apoyes y construyas sobre ellos.

Escúchate. ¿qué es lo que realmente quieres?

Eso que quieres ser o lograr, ¿es realmente tuyo y para tí?.

 Eres lo que eres. Con tus luces y tus sombras. Vulnerable y poderosa. Abraza y valora tu imperfección.

Ámate y hónrate tal como eres mientras trabajas por eso que te ayudará a entregar a mundo esa mejor versión de ti que está en construcción.

 Cree y apuesta a ti.

 3. Prepárate

Lee, investiga, estudia, conviértete en experta en eso que quieres lograr. No dejes que te echen cuentos. Conviértete en investigadora apasionada de tu área o tu tema como si no hubiese mañana.

Conocer y saber te da seguridad y le deja muy poco espacio a la duda.

Mientras más sepas y te prepares, más segura estarás de ti y tu capacidad para lograr tu meta.

 Cree en tu conocimiento y experiencia.

 4. Claridad y Visión

 ¿En que vas a creer? ¿Qué quieres específicamente?

 Mientras menos visibilidad tengas de lo que quieres, menos vas a creer que es posible lograrlo.

 Cuando está escrito y definido, se abren caminos de acciones que cuando está en el aire no se ven posibles (o es mucho más difícil hacerlo).

 Define y escribe tus metas, diseña un plan de acción, y acciona (para eso te recomiendo a MI PACA, una gran aliada en ese proceso de tener más visibilidad).

 Cree en tu proyecto y en lo que quieres construir.

 5. REPÍTELO todos los días
Creer no es algo que sucede de la noche a la mañana.

La gente no cree en un ideal político o en una religión así porque sí. Es algo que sucedió por repetir constantemente la misma información de forma consistente durante un largo período de tiempo.

Repítete constantemente eso que quieres creer. REPETICIÓN y CONSTANCIA.

Y es justo ahí donde el 90% de las personas fallan en esto de "si crees, puedes lograrlo"

¿Qué puedo hacer?

1. Escribe todos los días sobre lo que quieres hacer.

Planifica, organiza y escribe tu plan de acción - Mi Paca es ideal para esto 😉

2. Visualiza todos los días que ya lo lograste.

Visualiza todos los detalles, mientras más específicos mejor. ¿Cómo te sientes? ¿Qué resultados lograste? ¿qué impacto generaste?

Te sorprenderá que en este ejercicio creativo puedes identificar muchas ideas y acciones a ejecutar para llegar a tu meta.

 6. ACCIONA todos los días

Ve por él, ejecuta tu plan de acción y haz algo todos los días que te acerque más a tu meta.

Actúa y vive de una manera coherente y enfocada hacia el lugar al que deseas ir.

Por ejemplo, ¿hacer un curso  online vs. ver 3 horas de series en Netflix? ¿Qué te acerca más a tu meta?

Actúa hacia tus objetivos. No dejes que el miedo te detenga, no va a pasar nada hasta que decidas accionar.

 7. RECONOCE tu progreso

 Cuando veas los resultados, ¡celébralos!.

No importa lo pequeños que sean. Siéntete orgullosa de tus avances y disfruta de la tranquilidad por unos momentos de saber que estás en buen camino.

 Reconocer tu propio progreso es el primer agente de motivación que puedes encontrar.

 Todo lo que tienes en tu vida es el resultado de algo que creíste era posible. 

Estos 7 pasos te ayudarán a creer en tu proyecto y en tu capacidad de lograr cualquier cosa que te propongas.

 Te invito a que los practiques y te sorprenderán los resultados.

Cree que tendrás éxito, y lo harás.

Yo apuesto a ti.

 Un abrazo,

 Kari

¿Te gustaría recibir más herramientas que te ayuden a diseñar y construir tu éxito?

Powered by ConvertKit

¡Únete al grupo de mujeres empoderadas que se preparan para lograr más y mejor!

Se parte de nuestra comunidad y no te pierdas la oportunidad de crecer y hacer realidad tus sueños.